Causas de la elefantiasis

© Seth IrishMosquito picando un brazo humano

La filariasis linfática es causada por gusanos parásitos de la familia Filarioidea. Los gusanos se propagan por las picaduras de mosquitos infectados. Normalmente está causada por el parásito Wuchereria bancrofti, pero también puede ser causada por Brugia malayi y Brugia timori.

Microfilaria de Wuchereria bancrofti, de un paciente visto en Haití

Las infecciones generalmente comienzan en la infancia. El parásito infecta a los ganglios linfáticos y bloquea el flujo de la linfa por todo el cuerpo; esto da como resultado hinchazón extrema de la piel y de los tejidos (linfedema), normalmente en el tronco y parte inferior del cuerpo (típicamente en las piernas y los genitales).

No se sabe con certeza si el propio parásito es la única razón de la hinchazón, o si el hecho de que el sistema inmunológico lucha contra la infección parasitaria contribuye a ello.

Ciclo de vida del parásito

Ciclo vital de Wuchereria bancrofti, un parásito que causa la filariasis linfática
Ciclo vital de Wuchereria bancrofti

Los gusanos adultos se alojan en el sistema linfático. Pueden vivir durante un promedio de 6 o 7 años, durante los cuales, producen millones de microfilarias (larvas inmaduras) que circulan por la sangre.

Los mosquitos se infectan con microfilarias por la ingestión de sangre al picar un huésped infectado. Las microfilarias maduran y se convierten en larvas infectantes dentro del mosquito. Cuando el mosquito pica a otra persona, las larvas maduras del parásito se depositan sobre la piel, desde donde pueden entrar en el cuerpo. Las larvas migran luego a los vasos linfáticos, donde se convierten en gusanos adultos, continuando así el ciclo de transmisión.

Causas de la podoconiosis

Granjero de Etiopía afectado por podoconiosis

La podoconiosis o elefantiasis endémica no filariásica es una enfermedad de los vasos linfáticos de las extremidades inferiores que es causada por la exposición crónica a suelos irritantes.

Es más común en las montañas centrales de África, y es causada por el contacto repetido con la ceniza volcánica en la zona. La población descalza absorbe las sustancias químicas del suelo en sus pies, y estos productos químicos viajan a los vasos linfáticos y los bloquean e irritan.

Para evitar la enfermedad, se anima a las personas a usar zapatos y calcetines y lavar la suciedad de los pies, prácticas que no son fáciles de conseguir y son consideradas un lujo entre los pobres, como el agricultor etíope cuyos pies se presentan en la fotografía.

Causas del linfedema hereditario

El linfedema hereditario es un trastorno genético relacionado que, ya sea por una falta de desarrollo de los ganglios o de otros factores, provoca una acumulación de líquido en las extremidades afectadas.